El tiempo que pasas cuidando tu jardín puede ofrecerte muchos beneficios


Es una actividad para toda la familia, incluye ejercicio y liberas estrés. Nunca pensamos que el cuidar el jardín puede ser una buena forma de hacer ejercicio también. El escarbar la tierra, cortar las plantas y quitar las hierbas puede hacer que tu jardín y tu se encuentren en mejor condición.

La mayoría de las personas dicen que el tiempo vuela cuando trabajas en el jardín. Se puede estar por 45 minutos o hasta una hora y parece que no es mucho trabajo. Pero piénsalo, todo ese ejercicio, acarreando algo de tierra, macetas, agachándote a plantar y a quitar hierbas de tu jardín. Además liberas mucha tensión y te pone de buen humor. Es como tener un gimnasio afuera de tu casa.

Aumentar mi resistencia al trabajar en el jardín


De hecho, el trabajar en tu jardín puede utilizar hasta 300 calorías por hora y es una buena forma de trabajar con resistencia.

Trabajando en tu jardín todos los días de la semana puede hacer que realices suficiente actividad física para bajar tu riesgo de una variedad de enfermedades como el cáncer, enfermedad del corazón y la diabetes. Además, el trabajo en el jardín es una actividad similar al de levantamiento de pesas, puede hacer que tus huesos estén fuertes y prevengas la osteoporosis.

No necesariamente necesitas trabajar en tu jardín todo en un día. Realízalo por períodos de 20 a 30 minutos. En el jardín, utilizarás diferentes tipos de músculos. Probablemente te sientas algo cansado o con dolor en los músculos al principio como con cualquier ejercicio. Toma descansos de 10 minutos y estira tus brazos y piernas.

Consejos para trabajar en el jardín


También existen algunas consideraciones para hacer que el trabajar en el jardín sea mas seguro y fácil para tu cuerpo. Para proteger tus músculos de la espalda, siempre utiliza tus rodillas para agacharte a recoger algún objeto. Además, deshecha las herramientas de jardín que sean muy cortas o muy largas. Compra palas y picos que sean de mango largo. Esto provocará que no te agaches demasiado y te lastimes tu espalda.

Cuando levantes hojas, no gires tu cintura. En lugar de esto, mantén tus rodillas ligeramente dobladas y coloca tus pies en la dirección a la que vas a voltear. Si el arrodillarte en el suelo provoca dolor en tus rodillas, coloca un cojín viejo o una toalla debajo de ellas. Alterna las actividades. Recuerda de exhalar o sacar el aire cuando levantas objetos pesados.

El tiempo que pasas en el jardín puede ofrecer algunas cosas que el ejercicio tradicional no puede. Es una gran actividad para toda la familia ya que incluye el ejercicio, la buena nutrición (si es un jardín de vegetales), interacción familiar y liberación de estrés. Además, vas a estar en contacto con la naturaleza.