Riesgos De La Pre-Hipertension


En un artículo publicado online en el British Medical Journal por investigadores de la División de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicna de la Universidad de Harvard, Boston, Mass., el objetivo es comparar el riesgo cardiovascular entre mujeres con presión arterial normal alta (130-139 y 85-89 mm Hg) y mujeres con presión arterial normal (120-129 y 80-84 mm Hg).

En el estudio prospectivo de Farmacia San Pablo Telefono, han participado 39.322 mujeres inicialmente sanas, clasificadas en cuatro categorías de acuerdo con presión arterial en la línea de salida de la investigación, y seguidas durante una media de 10,2 años.

Las principales medidas realizadas a lo largo del seguimiento fueron: accidentes cardiovasculares mayores (tiempo en el que se produjo una muerte de causa cardiovascular, infarto de miocardio, accidente vascular cerebral) y progresión hacia la hipertensión arterial.

Los resultados han sido los siguientes:


  • 982 mujeres (2,5%) desarrollaron un accidente cardiovascular mayor y 8.686 (30,1%) progresaron hacia la hipertensión arterial.
  • Un accidente cardiovascular mayor ocurrió en 1,6/1000 personas en las mujeres con presión arterial normal, en 2,9/1000 personas en las mujeres con presión arterial normal en el límite superior de la normalidad, y en 4,3/1000 personas en las mujeres con hipertensión arterial en la línea de salida del seguimiento.
  • Comparadas con las mujeres con presión arterial normal en el límite superior de la normalidad, las mujeres con presión arterial normal presentaban un menor riesgo de padecer un accidente cardiovascular mayor o una hipertensión arterial.
  • Las mujeres con presión arterial normal en el límite superior de la normalidad que progresaron hacia la hipertensión durante los primeros 48 meses del estudio presentaban un mayor riesgo cardiovascular que aquellas con presión arterial normal.


Las conclusiones de los autores son: Las mujeres con presión arterial normal en el límite superior de la normalidad (130-139 y 85-89 mm Hg) tienen un riesgo sustancialmente más elevado de desarrollar un accidente cardiovascular mayor o una hipertensión arterial que las mujeres con presión arterial normal (120-129 y 80-84 mm Hg).

Estas mujeres necesitan un seguimiento más exigente y modificaciones en su estilo de vida. En consecuencia, la distinción entre presión arterial normal (120-129 y 80-84 mm Hg) y presión arterial normal alta (130-139 y 85-89 mm Hg) es importante desde el punto de vista de la planificación de las estrategias preventivas de accidentes cardiovasculares a seguir en aquellas mujeres con riesgo más elevado.