Mantén tus manos limpias en todo momento


Es un error muy común que ignoremos o descuidemos la higiene de nuestras manos. Realizamos alguna actividad que involucre contacto, y al finalizar no las lavamos y pasamos a la siguiente tarea y así sucesivamente. Recordemos que nuestras manos son nuestra principal herramienta debemos evitar en lo posible el contacto con todo tipo de bacterias.

Todo está sucio. No importa cuantas veces limpies tu casa y los objetos que ahí se encuentren, siempre estará cubierto de bacterias, que pasarán a nosotros a través del contacto. Nuestro celular, el teclado de la computadora, cuadernos, llaves, y especialmente mascotas, (excepto los gatos, ellos entienden de higiene mejor que nosotros)

¿Cómo mantengo mis manos limpias?


Usa jabón. Es la más obvia y fundamental, aunque a veces la pasamos por alto. El agua por si sola no hará efecto alguno. Quizá podremos ver nuestras manos limpias pero es una mera ilusión. Solo usando jabón se removerán las bacterias que tengamos, o la gran mayoría de ellas.

Lo ideal es usar jabón líquido, porque incluso el jabón en barra está sucio y lleno de gérmenes. ¿Cómo es eso posible? No todas las bacterias se van en el agua cuando nos lavamos con jabón, algunas quedan adheridas a él, y si es usado por varias personas, se volverá todo un cultivo de gérmenes. Sin mencionar el polvo y suciedad que le pueda caer en caso de estar al descubierto.

Evita la prisa y lava tus manos el tiempo necesario. No servirá de mucho si apenas y pasamos por el lavamanos. No es una tarea de cinco o diez segundos. Asegurate de tomar el tiempo que consideres necesario.

Es poco común que tengamos toallas de papel desechables en nuestro hogar. Habitualmente las encontramos es en centros comerciales y otros establecimientos. Aunque la higiene en lugares públicos es muy cuestionable, el uso de estas toallas es acertada.

Nuestra fiel toalla de tela que tenemos en los baños de nuestras casas con las que siempre nos secamos después del lavado es el paraíso para las bacterias. Su uso constante y el tiempo en el que permanece húmeda es perfecta para la proliferación de todo tipo de gérmenes e incluso hongos. Básicamente acumulan toda la suciedad que puede haber en nuestros baños.

Por último, usa gel antibacterial. No siempre tendremos un baño a nuestra disposición, pero llevar gel es bastante cómodo debido a su presentación en pequeños envases. Esto no debe ser un reemplazo al agua y jabón, es solo una medida si no contamos con lo anterior.

¿Qué tan malo es no lavarme las manos?


Como se dijo al prinicipio, todo está sucio, y esa suciedad se adhieren a nuestras manos y a través de ellas se esparce rápidamente por el resto de nuestro cuerpo, cuando nos rascamos, por ejemplo. También las podemos transmitir a nuestra comida, que luego son ingeridas y toda una cadena de sucesos da inicio.

El no lavar nuestras manos también nos hace propensos a algunas enfermedades, como gripe, bronquiolitis, entre otras. Entonces, ¿ya lavaste tus manos?